Tequesquitengo

Cuentan que un día apareció frente a la puerta de la iglesia de San Juan Bautista un borbotón de agua; primero era poca y los pobladores la recogían sin problema. Después aumentó y poco a poco comenzó a entrar junto con los fieles a la iglesia, y con ellos salía; los acompañaba a sus casas. Hasta que cubrió por completo al pueblo de Tequesquitengo.
La única forma de ver la iglesia y los restos de los techos de teja de las casas es buceando.
Tequesquitengo aún es celoso con su iglesia. No cuenta con servicios especializados para bucear. Así que quien se aventura a conocer su tesoro escondido, lo hace "en clavada" o llevando su propio equipo.


Muchos visitantes llegan cada fin de semana a Teques atraídos por varios de sus imanes. Entre los preferidos están los deportes, como el esquí acuático, el vuelo en ultraligeros, el paracaidismo o los paseos en lancha.
Allí se hacen diversos torneos a lo largo del año y algunos festivales. El lugar cuenta con la infraestructura suficiente: hoteles y clubes de playa donde se puede pasar la noche y tomar un buen bronceado. También hay playas públicas. La gente hace su picnic sin pagar nada.

 

Tequesquitengo

 

Localización:

Tequesquitengo está a tan sólo media hora de Cuernavaca y a 15 minutos de la hacienda de Vista Hermosa. Su pequeño tamaño da poca oportunidad a los guías turísticos.

Cómo llegar:

Tomas la Carretera a Cuernavaca y sigues por la Autopista del Sol; entras por la caseta de Alpuyeca.

Clima: 

La temperatura es de aproximadamente 22°C, con un promedio de sol
de 360 días al año.  

Cuándo ir: 

Todo el año.  

Dónde dormir: 

Hotel Villa Béjar, el único con vista al lago, tel. 01 (734) 347-0269, 347-0179. 

Tips: 

Entre los deportes preferidos están el esquí acuático, el vuelo en ultraligeros, el paracaidismo o los paseos en lancha.
Hay playas públicas y la gente hace su picnic sin pagar nada.

Más información: 

www.lagotequesquitengo.com.mx

Mapa:

 


Ver mapa más grande