Gastronomía de México

La gastronomía de México está reconocida como una de las más elaboradas y gustosas del mundo. Su mezcla exclusiva de sabores y sus particulares métodos de elaboración, le confieren características muy propias. Y han hecho de México un destino por excelencia para el turismo gastronómico.

En México la comida en concebida como una manifestación del acervo cultural. Y el acto de cocinar es apreciado como una de las faenas más significativas de la vida diaria. Una forma de transmitir el afecto y el amor al próximo, y de brindar culto a la biodiversidad de la tierra mexicana.

El mundo le debe a México mucho en materia gastronómica. Sus aborígenes domesticaron, entre otros, al maíz, cacao, tomate, aguacate y frijol, incorporándolos a su d. Este hecho junto a los antes mencionados, originaron su reconocimiento por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

  Pozole – Foto cortesía de Edsel Littel

Sabores locales mexicanos

La gastronomía de México se basa en tres ingredientes, maíz, chile y frijol. En cada región, estos ingredientes se enlazan con otros propios de la localidad, heredados sus habitantes ancestrales. A estos se le añaden otros procedentes de Europa, llegados durante la colonización, para crear los sabores locales. Así, cada pueblo y región mexicana ha generado sus sabores característicos.

Al norte de México, donde la región es de clima seco, la comida es de sabores sencillos. Su origen se remonta a la época en que se recolectaba lo poco que ofrecía la naturaleza del lugar. Y por ello, esta gastronomía resulta con características muy propias.

En contra parte, en la región tropical, donde los recursos resultan casi ilimitados, la comida estalla en aromas y gustos. La variedad de ingredientes empleados le confiere un deleite especial, al combinar de forma inusual los sabores.

La comida de la costa mexicana incorpora los productos del mar como ingrediente principal. Variedades de pescados, mariscos y moluscos se combinan con ingredientes locales y europeos, para brindar una fiesta al paladar.

 

Pescado a la Talla –  Foto Cortesía de T. Teseng

Rutas Gastronómicas

Con el fin de facilitar el disfrute de estos sabores a los turistas, se han organizado las llamadas Rutas Gastronómicas de México. Incluyen 18 recorridos que permiten conocer además de tradiciones, cultura y atractivos naturales, la rica gastronomía de las regiones mexicanas.

Las regiones y sus correspondientes rutas, se numeran a continuación:

  • Baja California y Baja California Sur: Los fogones entre viñas y aromas del mar.
  • Ciudad de México: El sabor de hoy.
  • Chihuahua: Cocina de dos mundos.
  • Chiapas y Tabasco: La ruta del cacao.
  • Oaxaca: Los mil sabores del mole.
  • Sinaloa: La mesa de la huerta y el mar.
  • Michoacán: El altar del día de muertos.
  • Morelos y Guerrero: La ruta de los mercados.
  • Veracruz: Del café a la vainilla.
  • Querétaro y Guanajuato: Platillos con historia.
  • Jalisco: Cocina al son del mariachi.
  • Nayarit y Colima: Los sabores del mar.
  • Hidalgo: La cultura del maguey.
  • Tamaulipas: Del mar a la laguna.
  • Tlaxcala y Puebla: Los dulces sabores de antaño.
  • Aguascalientes, San Luis Potosí y Zacatecas: El sazón del minero.
  • Nuevo León, Coahuila, Durango y Sonora: Entre cortes y viñedos.
  • Yucatán y Quintana Roo: Los ingredientes mestizos del Mayab.

 

 Mixiote de Rabo de Res – Foto cortesía de City Foodsters.

Gastronomía ceremonial

En México está arraigada la tradición de preparar platos especiales como parte de la conmemoración de algunos eventos. De esta forma, la gastronomía mexicana cumple función principal en algunos rituales y celebraciones importantes en su cultura.

En este grupo destaca la gastronomía reservada para la celebración del Día de Muertos (1 y 2 Nov). En esta ocasión no sólo se preparan gustosos platos especiales que comparten los mexicanos como parte de la celebración. Sino también platos para los parientes muertos, que en su costumbres, visitan ese día a sus parientes vivos.

Entre los platos reservados para la celebración de este peculiar día, destacan el pan de muerto, el uliche y el pozol (caldos), y las calaveras de azúcar y alfeñiques (golosinas).

 

Pan de Muerto – Foto cortesía de la Librería Pública de San José.

En las festividades de Navidad (25 Dic) y de Año Nuevo (1 Ene), la cena es uno de los eventos más importantes en la celebración. Platos exclusivos de compleja elaboración se reservan para esas fechas. Muchos de ellos, elaborados con la participación de toda la familia y los amigos más allegados.

Algunos platos típicos mexicanos que se emplean es estas fiestas son el mixiote navideño y el romerito con camarón. También otros de origen europeo, como el lomo de cerdo, bacalao y pavo, elaborados con variantes locales. Y los tradicionales platos de la gastronomía de México, el pozole y mole poblano, nunca faltan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *