Fiesta del Señor del Salitre en El Calvillo

La Fiesta del Señor del Salitre es una festividad que se realiza en honor al Santo Patrono de El Calvillo.  Se celebra en dicha localidad, el Día de la Ascensión, es decir, el cuarto jueves luego del domingo de resurrección.

El Calvillo es una localidad ubicada en el estado de Aguascalientes, a unos 50 km de su capital. Es tierra de gente amable, siempre sonriente y dispuesta a atender cordialmente al visitante. De gente que orgullosa de su típica gastronomía basada en la exquisita guayaba que se cosecha en esta tierra. De hecho, ostenta la denominación de Pueblo Mágico, que la certifica como un destino turístico de calidad en la región.

Sin lugar a dudas, los atractivos y servicios turísticos que ofrece El Calvillo pueden disfrutarse durante todo el año. Pero hacerlo en la temporada de fiestas le da un extra significativo a la visita. Por ello, procuro siempre visitar esta localidad durante la Fiesta del Señor del Salitre.

Actividades religiosas en la Fiesta del Señor del Salitre

Procesión del Santo Patrono

El Día de la Ascensión ocurre una procesión encabezada por la imagen de Jesucristo crucificado. A esta imagen se le conoce como el Señor del Salitre, y es la da el nombre a la celebración.

Junto a miles de devotos cristianos y turistas, recorro las principales calles de la localidad, acompañando a la procesión. Veo las calles adornadas con bellos y originales altares, que son colocados en agradecimiento  a favores concedidos por el patrono.  Los cantos y oraciones de la multitud retumban en el valle mientras la procesión avanza.

 

Templo del Señor del Salitre – Fotografía cortesía de Jesús Landers

Misa en el Templo del Señor del Salitre

Luego de la procesión, asisto a la misa del Templo del Señor del Salitre, una joya de la arquitectura mexicana.  La cúpula de su nave central es imponente en tamaño, de hecho, es la segunda  cúpula más grande de Latinoamérica.  El uso de la luz natural en conjunción con los colores y texturas empleados, le confieren una belleza extraordinaria.

El fervor de los creyentes y lo imponente del recinto, se unen para brindar un ambiente especial a esta misa.

Otras actividades en la Fiesta del Señor del Salitre

Durante la semana del Día de la Ascensión se celebran otras actividades no religiosas, igualmente en honor al Santo Patrono. Como toda fiesta patronal de Latinoamérica, incluye variadas actividades, siendo las principales la que se exponen a continuación.

Exposiciones

En las exposiciones puedo observar los productos y servicios que son generados en la localidad. Destaca la producción agrícola, y en particular la de la guayaba, una fruta tropical que es cultivado en la zona. Los habitantes de El Calvillo me informan con orgullo que en sus tierras se cultiva la mejor guayaba del mundo.  Dicho orgullo es tal, que los habitantes le dedican una fiesta a este fruto: la Feria de la Guayaba.

También durante las ferias visito otras exposiciones, cuyos temas son diversos, y varían de año en año.  Por ejemplo, la exposición La Magia de sus Manos  me permite disfrutar de las creaciones de los artesanos locales.

Conciertos

Lo mejores exponentes de la música contemporánea mexicana, en sus diferentes géneros, ofrecen conciertos durante esta fiesta. También lo hacen artista internacionales especialmente invitados para esta ocasión.

El Teatro del Pueblo es uno de los lugares donde disfruto de un variado programa de conciertos. Y en las calles y plazas, me deleito con la música de los tradicionales charros mexicanos.

Dulces de Guayaba – Fotografía cortesía de Luisalvaz

Verbenas

En la Fiesta del Señor del Salitre disfruto de la tradicional verbena o kermés. Es una fiesta popular al aire libre, donde las atracciones mecánicas están para el deleite de niños y jóvenes. Para los más adultos, la diversión se encuentra en los diferentes juegos lúdicos, tales como el tradicional bingo. También, como es típico en estas ferias, hay juegos de destreza individual que ofrecen jugosos premios a los vencedores.

En lo que a mí respecta, es la gastronomía lo que más disfruto de esta verbena. Vendedores ambulantes en tarantines ofrecen al consumidor gustosos bocadillos y bebidas tradicionales de la zona. Resalta entre ellos un exquisito pan dulce llamado chamuco, que es elaborado con pasta de azúcar y harina de trigo.

Como es de esperarse, muchos de los bocados se realizan en base a la deliciosa guayaba cosechada en la zona.  En particular, consumir un pastel de guayaba con un rico carato del mismo fruto es todo un gusto para mi paladar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *