Fiesta de la Virgen de la Asunción, en Aguascalientes

Catedral Basílica de Aguascalientes(Nuestra Señora de la Asunción)Aguascalientes,México

La tradicional Fiesta de la Virgen de la Asunción se celebra en Aguascalientes durante la primera quincena de Agosto.  Durante estos quince días, miles de feligreses peregrinan con fervor hasta la catedral de la ciudad de Aguascalientes.  Y la fiesta culmina el quince de agosto, con un colorido desfile de comparsas, danzas y carros alegóricos.

Las peregrinaciones de la Fiesta de la Virgen de la Asunción

A lo largo de los quince días de celebración, desde diferentes puntos del estado de Aguascalientes van  llegando las peregrinaciones.  Algunas de ellas, con el paso de los años, han adquirido matices propios que las identifican.  Y con ello, se han ganado la atención de la población de Aguascalientes, quienes los reciben con vítores y aplausos.

Las peregrinaciones más significativas que acuden a la fiesta, son las siguientes:

Los Charros de Jesús María

Desde la vecina ciudad de Jesús María, parte esta singular peregrinación de jinetes practicantes de la tradicional charrería. Elegantes y elaboradas vestimentas, típicos sombreros y aperos del oficio son portadas por los jinetes. No puedo dejar de asociar esas imágenes con las viejas postales que nos dejó la revolución mexicana.

Los Matlachines de Jesús María

También desde Jesús María acude la peregrinación de los Matlachines, caracterizada por los elaborados y coloridos trajes de sus participantes. Los veo por rato marchar, y por ratos ejecutar elaboradas danzas con intrincadas coreografías ceremoniales.  Me es fácil identificar tanto en la danza como en la vestimenta elementos de la rica cultura prehispánica de México.

Los choferes

Esta procesión se ha ganado un sitial en la celebración de las Fiesta de la Virgen de la Asunción. El día anterior a la culminación de las fiestas, esta peregrinación llega a la ciudad, repartiendo alegría. El sonido ensordecedor de las bocinas indican a la Virgen y a la población esta procesión ha arribado.

Muchos de los vehículos se adornan a manera de carrozas con diversos motivos bíblicos,  en un derroche de creatividad.  Al igual que los niños que me rodean, permanezco atento a recoger algunos caramelos que son lanzados desde ellos.

Las Romería de la Asunción

El 15 de agosto  ocurre el cierre de la fiesta, con una actividad llamada Romería de la Asunción. Es  un desfile multitudinario de carros alegóricos, inspirados en temas bíblicos que narran la vida de la Virgen María.  Intercalados con ellos la música se hace presente, a cargo de bandas marciales y estudiantinas, y los insustituibles mariachis.

La imagen de la Nuestra Señora de la Asunción de Aguascalientes es la encargada de presidir este desfile. A su paso, los feligreses le brindan oraciones y alabanzas, y uno que otro le ofrece una promesa.  La  multitud asistente vitoreada la imagen al llegar a su destino, frente a la catedral.

El mejor punto de observación de la romería en honor a la Virgen de la Asunción es la calle Madero.  Con algo de suerte, me es posible compartir alguna de las sillas que los pobladores suelen colocar en las aceras. Y de esa forma, puedo disfrutar del ambiente familiar con el que los pobladores se deleitan durante esta actividad.

Mención especial debo hacer a los bocados y comidas que los vendedores ambulantes ofrecen durante la romería.  Disfruto de diferentes antojitos tradicionales de la región de Aguascalientes, y frutas de temporadas.

En lo particular, me deleito con una exótica fruta producida por unas plantas suculentas del desierto: la tuna.  Su sabor y textura no tiene comparación alguna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *