Villa Donato Guerra

Si deambulas por las calles de Attezi (término mazahua difícil de traducir), conocerás sus diferentes ámbitos en unas cuantas horas, lo que no significa que ahí termine tu paseo, pues en las inmediaciones de la cabecera municipal hay varios parajes propicios para entregarte a sanas caminatas y sanas reflexiones.
Existe un trayecto fabuloso entre ocotales y pinos altísimos. Cuando llegues al mirador detente. Desde la atalaya verás la torre y la cúpula del templo de La Asunción, del siglo 16. Una vez que has vagado desde las alturas sobre la centenaria villa, lo harás paso a paso por sus calles para rematar en El Salto, cuyas aguas caen desde una altura cercana a los 60 metros. Como la caída se encuentra en propiedad privada sólo se accede a su prodigio los sábados. Se determinó como reserva ecológica de la monarca a una zona que abarca 16 mil 110 hectáreas localizadas entre los municipios de Ocampo, Angangueo, Zitácuaro y Contepec, en Michoacán, y los municipios de Donato Guerra, Villa de Allende, Temascalcingo y San Felipe del Progreso, en el Estado de México.

 

Villa Donato Guerra

 

Localización:

Donato Guerra está limitada al norte por San José Villa de Allende, al sureste por Amanalco de Becerra, al sur por Valle de Bravo, al Suroeste por Ixtapan del Oro y al noroeste por Michoacán. 

Cómo llegar:

Para trasladarte a Malacatepec te recomendamos tomar la Carretera federal número 15 en su tramo Toluca-Zitácuaro; a la altura del monumento a Miguel Alemán se encuentra la desviación que conduce a Valle de Bravo. Hacia la derecha se encuentran las instalaciones del Sistema Hidroeléctrico Cutzamala; ni se te ocurra levantar la cámara para una fotografía, si lo haces tendrás graves problemas con el Ejército. Del Monumento a la desviación que te conduce a Donato Guerra hay 17.5 kilómetros y de ahí 7 más hasta el centro de la población.
Reserva de la mariposa monarca: A media hora del centro, tomando la carretera poniente que conduce a Zitácuaro, se llega a San Juan Xoconusco, de ahí al Capulín y a Macheros, puntos de arranque para ascender durante una hora y media por el Cerro Pelón hasta los santuarios de las mariposas monarca localizados a 3 mil 40 metros sobre el nivel del mar.

Cuándo ir:

Todo el año es buena temporada. Si quieres ver mariposas monarca, la temporada empieza a finales de octubre. 

Dónde comer:

Sólo hay fondas que expenden antojitos mexicanos; en varias tiendas se expenden el amargo (elaborado con hierbas medicinales, excelente para la digestión y las dolencias estomacales; es tan amargo que casi siempre se sirve con anís), la prodigiosa (más amarga que el amargo, con excelentes propiedades curativas) y el té del monte (la infusión se prepara cuando la planta silvestre está tierna). Encontrarás, además, licores tradicionales de zarzamora, membrillo, manzana y capulín.

Dónde dormir:

Posada Familiar Don Pancho, Calle Porfirio Díaz 29, tel. 01 (726) 2690-150. Cinco habitaciones. Desayuno, comida y cena previa solicitud. Otras alternativas de hospedaje en Valle de Bravo (a 21 kilómetros).

Tips: 

Antes de fotografiar un "acolote" (troje) o a una mujer tejiendo en telar de cintura o abriendo un hoyo con la tarékua (coa) para la siembra, pide permiso.Ten cuidado cuando te acerques a un oratorio autónomo; los mazahuas creen que el poder sobrenatural implicado en ellos es malévolo.En el Capulín hay varios talleres de artesanía de ocoshal y cabañas. Para acampar, Macheros es un lugar seguro. Invernaderos: hacia el norte de la antigua Asunción se encuentran las comunidades Batán Grande y Batán Chico, donde se cultivan rosas, dalias, girasoles, nubes y varias flores más. 

Más información:

www.rojosdelaguila.com.mx/hoteleria.com.mx/hotelesxedo/edomex.htm 

Mapa:

 


Ver mapa más grande